Columbretes

Situado a 30 millas del Puerto de Castellón, el archipiélago de las Islas Columbretes es sin duda uno de los tesoros más ricos de nuestra costa. Las islas, protegidas como reserva marina y parque natural, se caracterizan por la riqueza de sus fondos y la transparencia de sus aguas.
Las islas constituyen un árido conjunto de cuatro grupos de islas volcánicas asentadas sobre fondos de 80 metros de profundidad y abarcando una cobertura de tres millas marinas. Existen en el archipiélago numerosos escollos y bajos, y la numerosa presencia de cráteres y chimeneas volcánicas.

La geomorfología, la vegetación y la fauna de las islas están absolutamente modeladas por la acción del mar, ya que los procesos erosivos producidos por los agentes climáticos esculpen constantemente el paisaje de las islas.

La isla de mayor tamaño, conocida como la "Columbrete Grande" o "L'illa Grossa", tiene un perfil en forma de arco abierto, característico de una gran actividad volcánica submarina, y en ella se encuentra el punto más elevado del archipiélago (67 metros de altitud donde también se ubica el faro de las islas). Por su parte, el Carallot, con sus 32 metros de altura, representa los restos de la chimenea central de un volcán.

En la actualidad el archipiélago es una Reserva Natural que acoge algunas especies en peligro de extinción, como el halcón de Eleonor y la gaviota de Audouin (o gaviota corsa) y sus fondos son una Reserva de Pesca de gran importancia que contribuye a la regeneración de numerosas especies pesqueras de la zona, como la langosta.

La única vegetación que existe actualmente es baja, en forma de matorral y gracias a las labores de protección y regeneración cubre gran parte de las islas. Sobre la fauna extinguieron a las muchas serpientes que allí se encontraban y que dieron nombre a las islas.
Este sitio utiliza cookies propias para asegurar el buen funcionamiento de su visita y realizar estadísticas de audiencia. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información | Cerrar